La roca de la sierra badajoz

sistema ibérico

La Sierra Grande de Hornachos es una de las montañas con mayor biodiversidad de la provincia de Badajoz. Ésta, con las dehesas que la rodean y el Valle de Matachel, es un lugar privilegiado para observar las tres grandes águilas de la Península Ibérica. En nuestra ruta visitaremos una zona de la sierra donde, además de observar las parejas de águila real y águila perdiguera, es fácil ver especies de gran interés como la collalba negra, el roquero solitario, el escribano montesino, entre otras. También visitaremos una zona del río Matachel donde se alimenta el águila imperial española y también crían especies como el aguilucho lagunero, la garza imperial o la chova piquirroja, además de poder observar otras muchas especies de aves de matorral, acuáticas o de bosque de ribera.

INCLUYE:  Transporte en 4×4, capacidad para 6 clientes, guías de naturaleza, prismáticos para cada uno y telescopio; y seguro de responsabilidad civil.Nuestras rutasInicioContactoQuiénes somosAsesoramiento medioambientalEspecies de inter

península ibérica

La geología de la Península Ibérica consiste en el estudio de las formaciones rocosas de la Península Ibérica, que incluye España, Portugal, Andorra y Gibraltar. La península contiene rocas de todos los periodos geológicos, desde el Ediacaran hasta el Cuaternario, y están representados muchos tipos de roca. También se encuentran en ella yacimientos minerales de categoría mundial.

El núcleo de la Península Ibérica está formado por un bloque cratónico hercínico conocido como Macizo Ibérico. Por el noreste está limitado por el cinturón de pliegues pirenaicos y por el sureste por la cadena montañosa de los pliegues béticos. Estas dos cadenas de pliegues forman parte del cinturón alpino. Al oeste, la península está delimitada por el límite continental formado por la apertura del océano Atlántico. El cinturón de pliegues hercínicos está enterrado en su mayor parte por rocas de recubrimiento mesozoicas y cenozoicas al este, pero sin embargo aflora a través de la Cadena Ibérica y la Cordillera Costera Catalana[1].

La Orogenia Varisca se produjo al colisionar los continentes Hunico Europeo (escindido de Gondwana) y Laurentia-Báltico. En Iberia esto ocurrió en el Carbonífero prestefánico (354-305 Ma). La parte externa de la orogenia fue la Zona Cantábrica. Ésta se deformó en las capas superiores de la corteza. La Zona Leonina Occidental y la Zona Ibérica Central son las partes externas de la orogenia y están más profundamente deformadas y metamorfoseadas, e intruidas. Estas tres zonas forman parte de un mismo terruño. La Zona de Ossa-Morena y la Zona Sur de Portugal son dos terranas diferentes que se han unido. En el Mesozoico estaban cubiertas en su mayor parte por otros sedimentos, que desde entonces se han erosionado[1].

meseta ibérica

La Sierra de San Pedro es una cadena montañosa de los Grandes Montes de Toledo, en España. Lleva el nombre del apóstol San Pedro y se levanta en los límites de las provincias de Cáceres y Badajoz, en la parte occidental de la comunidad autónoma de Extremadura, cerca de su frontera con Portugal. Esta cordillera da nombre a la comarca Sierra de San Pedro – Los Baldíos[1].

Esta sierra separa la cuenca del Tajo al norte de la cuenca del Guadiana al sur. Los principales ríos que nacen en esta sierra son el Rivera de Aurela, que fluye hacia el Tajo, así como el río Zapatón, afluente del río Xévora que desemboca en el Guadiana a través de Portugal.

La Sierra de San Pedro es poco llamativa y, dado que las altitudes máximas rara vez superan los 700 m, su cresta principal apenas se eleva por encima del altiplano circundante en algunos tramos. El punto más alto es el Torrico de San Pedro, de 702 m de altura, otras cumbres importantes son la Atalaya (624 m), el Chorlo (624 m), el Morrón del Cotarro (615 m) y el Manzano (610 m)[4].

rocas en españa

El acantilado de Baume Brune es un afloramiento calcáreo de 800 metros, casi vertical y orientado de oeste a este, en la región de Vaucluse, en el sur de Francia. A lo largo del acantilado hay, en estrecha secuencia, 43 abrigos. Las primeras pinturas esquemáticas fueron descubiertas en los años 60 por Guy Lombal y el primer estudio fue realizado en 1998 por Philippe Hameau, Ada Acovitsioti-Hameau, Cyrille Chopin, Daniel Vaillant y Marie Chantal Vaillant. Hasta la fecha, se han identificado unas cuarenta figuras pintadas (de color negro y rojo) distribuidas en 8 abrigos rocosos.

Pin de Simon es un acantilado situado en el borde suroeste de la cresta de la montaña Sainte Baume.  El sitio está dominado por el Pic Bertagne (1042 m). Las pinturas rupestres fueron identificadas por Bernard Grasset en 1989 y estudiadas principalmente por Philippe Hameau. Se encuentran en dos abrigos distintos llamados Pin de Simon I (abrigo superior) y Pin de Simon II (abrigo inferior). Los dos sitios de arte rupestre están separados por unos 400 m a lo largo de los cuales hay muchos otros abrigos rocosos no decorados. En 1993, Iégor Reznikoff, uno de los pioneros de la investigación arqueoacústica en la investigación del arte rupestre, realizó algunos experimentos acústicos en esta zona argumentando que se pueden escuchar ecos procedentes de los abrigos pintados. En junio de 2016 el equipo del proyecto SONART realizó mediciones acústicas.  El trabajo de campo ha sido realizado por Tommaso Mattioli y Philippe Hameau. Un agradecimiento especial a Ada Acovitsioti-Hameau de la Asociación A.S.E.R du Centre-Var que también nos ayudó durante el trabajo de campo.