Para que sirven los tampones

Para que sirven los tampones

Marcas de tampones

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

El tampón es uno de los productos menstruales más cómodos del mercado.  Si te estás acostumbrando a tener la regla, la idea de introducir un tampón en la vagina puede resultar intimidante. Pero los tampones son una forma muy popular de controlar el flujo menstrual. Sólo tienes que entender cómo funcionan y sentirte cómoda con la idea de usarlos.

Los tampones absorben la sangre menstrual durante el periodo internamente antes de que salga de la vagina.  La conveniencia de los tampones ha sido reconocida durante siglos. De hecho, se cree que los antiguos egipcios fueron los primeros en utilizar tampones para controlar su flujo menstrual. Los registros históricos sugieren que estos tampones originales estaban hechos de planta de papiro ablandada.

Copa menstrual

El uso de compresas y otras formas de controlar la menstruación ha mejorado con el paso de las generaciones. Desde los simples paños de algodón que se lavaban y reutilizaban en épocas anteriores hasta las avanzadas compresas desechables de hoy en día, que cuentan con una tecnología antifugas, nuestros métodos para afrontar la menstruación han experimentado una gran transición. Los tampones han formado parte de este viaje desde hace tiempo. Durante décadas, los tampones menstruales han sido una solución práctica para los problemas de la regla y también han evolucionado con los tiempos.

Un tampón es otra forma de lidiar con el periodo. Es una forma de protección menstrual hecha normalmente de algodón o de una mezcla de algodón y rayón que se introduce en la vagina para absorber el flujo menstrual durante el periodo. El tampón funciona ajustándose al interior de la vagina, donde hay muy pocos nervios sensoriales. El tampón se expande dentro de las paredes vaginales absorbiendo el flujo menstrual.

Sabemos lo que probablemente estés pensando ahora mismo. No te preocupes, el tampón no se perderá dentro de tu cuerpo (todas las mujeres tienen ese miedo al principio). La abertura del cuello uterino es demasiado pequeña para dejar pasar un tampón. Además, el tampón tiene un pequeño cordón en un extremo, lo que facilita su extracción.

Tampón

Los tampones y las compresas son dos de los productos menstruales más comunes, y existe un debate interminable sobre cuál es mejor para tu momento del mes. Hemos enumerado algunos de los pros y los contras de cada producto para ayudarte a decidir por ti misma.  TamponesLos tampones son inserciones vaginales cilíndricas hechas de algodón, rayón o una mezcla de ambos materiales. Pueden introducirse en la vagina con las manos o con un aplicador. Una vez dentro de la vagina, absorben la sangre, y cuando estés lista para sacarlo, puedes tirar del cordón que cuelga.  Los tampones son actualmente el producto menstrual más popular en EE.UU.: cerca del 70% de las mujeres los utilizan. Hay dos tipos de tampones: los desechables y los reutilizables. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) desaconseja los tampones reutilizables, ya que son más propensos a causar infecciones por hongos, levaduras o bacterias. La FDA también aconseja dejar los tampones en el cuerpo durante un máximo de 8 horas.  Estos son los pros y los contras de los tampones:

CompresasLa mayoría de las compresas menstruales están hechas de materiales absorbentes como el algodón y el polímero superabsorbente. Están diseñadas para pegarse a la ropa interior y vienen en diferentes tamaños para periodos abundantes y ligeros. La frecuencia con la que se cambia la compresa depende de la intensidad del flujo, pero una buena regla general es cambiarla cada tres o cuatro horas.  Pros

Tampón vs. compresa

Un tampón es un producto menstrual diseñado para absorber la sangre y las secreciones vaginales mediante su inserción en la vagina durante la menstruación. A diferencia de la compresa, se coloca internamente, dentro del canal vaginal[1]. Una vez insertado correctamente, el tampón se mantiene en su sitio gracias a la vagina y se expande mientras absorbe la sangre menstrual. Sin embargo, además de la sangre menstrual, el tampón también absorbe la lubricación natural de la vagina y las bacterias, lo que puede alterar el pH normal, aumentando el riesgo de infecciones por la bacteria Staphylococcus aureus, que puede provocar el síndrome de shock tóxico (SST)[1][2] El SST es una infección poco frecuente pero potencialmente mortal que requiere atención médica inmediata[3].

La mayoría de los tampones que se venden están hechos de rayón, o de una mezcla de rayón y algodón, junto con fibras sintéticas[4]. Los tampones están disponibles en varios grados de absorción. Las marcas incluyen (pero no se limitan a) Kotex, Playtex, Tampax (Always), O.B., Cora, Lola, Sustain, Honest Company, Seventh Generation, Solimo y Rael Tampons[5].