Cancion himno de la alegria

Casa del señor

Chris Tomlin( Christopher Dwayne Tomlin )Adore: Christmas Songs of Worship (Live)Canciones del álbum1.Midnight Clear (Love Song) (Live)2.It’s Christmas (Medley) (Live)3.He Shall Reign Forevermore – Live4.Adore – Live5.Hymn Of Joy – Live (Modify)6.A King Like This – Live7.Bethlehem – Live

> Mejor es un día> Danos manos limpias> Alegría para el mundo> 龍戰蒼穹> Buen padre bueno> Dios de las maravillas> Qué grande es nuestro Dios / Qué grande eres > Reinará por siempre> O, Venid todos los fieles> Gloria en las alturas> Qué grande es nuestro Dios> Cómo puedo dejar de cantar> Nacido para que tengamos vida> Es Navidad > Emmanuel> Un aleluya navideño> Tu corazón> Inmutable > Dios eterno> La mesa> A quién temeré > Jesús, hijo de Dios> Amazing Grace > Dios de esta ciudad – Pista de interpretación en clave baja sin voces de fondo> Famous One

Alegría para el mundo

La «Oda a la Alegría» de Ludwig van Beethoven fue compuesta en 1824, en el movimiento final de su última, y posiblemente más famosa, sinfonía, la nº 9. El estreno tuvo lugar en Viena el 7 de mayo de 1824 y, a pesar de su presentación poco ensayada, el público quedó extasiado. Era la primera vez que Beethoven aparecía en un escenario en 12 años.

Al final de la interpretación (aunque algunas fuentes dicen que podría haber sido después del 2º movimiento), se dice que Beethoven siguió dirigiendo aunque la música había terminado. Uno de los solistas le detuvo y le dio la vuelta para aceptar sus aplausos. El público era consciente de la salud y la pérdida de audición de Beethoven, así que, además de aplaudir, lanzaron sus sombreros y bufandas al aire para que él pudiera ver su abrumadora aprobación.

Esta sinfonía está considerada por muchos musicólogos como una de las mejores obras de la música occidental. Lo que la hace tan especial es el uso que Beethoven hace de la voz humana; fue el primer compositor importante que la incluyó en una sinfonía. Por ello, a menudo se hace referencia a la Sinfonía nº 9 como la Sinfonía Coral. La 9ª sinfonía de Beethoven, con una orquesta más grande que cualquier otra de la época y una duración de más de una hora (más larga que cualquier otra obra sinfónica), fue un punto de inflexión importante para la música clásica; fue una catapulta hacia el periodo romántico, en el que los compositores empezaron a romper las reglas de composición y a explorar el uso de grandes conjuntos, la emoción extrema y la orquestación no convencional.

Un aleluya navideño

Herencia afroamericana… #120Baptist Hymnal 1991 #7Glory to God: the… #611Glory to God: the… #248Levantad vuestros corazones:… #581Levantad vuestros corazones:… #204El Himnario 1982: según… #376El himnario para el culto y… #1El Himnario Metodista Unido #89El Himnario Metodista Unido #702La Iglesia Adoradora #20La Adoración (4ª ed.) #611Adoración y Regocijo #667Adoración y Canto #3175

Se debe comprar una copia separada de esta partitura para cada miembro del coro. Si esta partitura va a ser proyectada o incluida en un boletín, el uso debe ser reportado a un agente de licencias (por ejemplo, CCLI, OneLicense, etc).

Título de la melodía: HYMN TO JOY Primera línea: Canten con todos los santos en la gloria (Canten con gloriosos fieles) Compositor: Edward Hodges, 1796-1867; Ludwig van Beethoven, 1770-1827 Metro: 8 7 8 7 Re Clave: Sol Mayor Fecha: 2011

Título de la melodía: HIMNO A LA ALEGRÍA Primera línea: Alegre, alegre, te adoramos Compositor: Edward Hodges; Ludwig van Beethoven Metro: 87. 87D Tono: Sol Mayor Fecha: 1992 Fuente: Colección Trinity de Música de Iglesia, 1864

Te tengo (me siento bien)

El poema «Oda a la alegría», de una belleza inquietante, fue escrito por el poeta alemán Friedrich Schiller en 1785 para celebrar. Lo revisó en 1808 y Beethoven lo utilizó en el cuarto movimiento final de su Novena Sinfonía. Beethoven también adaptó ligeramente la letra añadiendo esta introducción:

La «Oda a la Alegría» se ha convertido desde entonces en una canción de protesta en todo el mundo. Quizá una de sus interpretaciones más famosas fue la que dirigió Leonard Bernstein el día de Navidad de 1989, tras la caída del Muro de Berlín, cuando, apropiadamente, la palabra «Freude» (alegría) fue sustituida por «Freiheit» (libertad).

Así es. O mejor dicho, la música de la Oda a la Alegría de Beethoven es el himno oficial de Europa y se interpreta en los actos oficiales. Se adaptó en 1972 y no está pensado para sustituir a los himnos nacionales de los Estados, sino para celebrar el sentido de la hermandad de Europa, como pretendía Schiller