Precintan zonas de un polideportivo de Úbeda por seguridad después de que la lluvia agravara su deterioro

El Ayuntamiento de Úbeda (Jaén) va a proceder al precintado de la grada cubierta del polideportivo San Miguel, así como al desmonte de una de las cuatro torretas de luz que iluminan el campo de fútbol, después de que los informes técnicos, solicitados por la Concejalía del Deporte y de la Actividad Física, hayan advertido de su deterioro, agravado por las intensas lluvias y los fuertes vientos.

El concejal del área, Francisco Muro, explicó hoy en un comunicado que esta decisión se ha tomado “para evitar daños materiales y personales a los usuarios del polideportivo San Miguel, teniendo en cuenta los fuertes vientos y el deslizamiento del terreno, que se ha agravado considerablemente en las últimas semanas debido a las intensas lluvias”.

Siguiendo las instrucciones de los técnicos municipales se ha ordenado que se tome una serie de medidas cautelares como el desmontado de la torreta, cuyo anclaje en el dado de hormigón se ha desestabilizado, y el cercado de la grada con vallado de obra de dos metros de altura, a tres metros de la base de la grada, para impedir la entrada del recinto, así como la correcta señalización del peligro.

El edil añadió que se va a realizar un estudio patológico, así como la redacción de un proyecto que “refleje las actuaciones que se tienen que llevar a cabo de forma inmediata para remediar el estado de derrumbe de la grada y reconstruir las infraestructuras afectadas en el menor tiempo posible”.

Además, se dirigió a los deportistas y usuarios que utilizan a diario estas instalaciones, así como al Club Deportivo Úbeda Viva, solicitando “precaución y colaboración” para evitar cualquier tipo de incidente. “Podrán seguir realizando su actividad deportiva con normalidad, respetando siempre las medidas de seguridad establecidas”, apostilló.

Escribe un comentario