El Ayuntamiento de Pegalajar entrega la primera licencia a una empresa del polígono

En declaraciones a Europa Press, la alcaldesa de Pegalajar, Mercedes Valenzuela, detalló que la empresa agraciada es Siniaga, que después de haber presentado todos los proyectos y contar con toda la documentación en regla, ha podido suscribir la licencia municipal, un hecho que Valenzuela consideró “histórico”.

Así, la alcaldesa mostró su “satisfacción” por que esta empresa, perteneciente a vecinos de Pegalajar y dedicada al sector de la madera, sea la primera del polígono en contar con la preceptiva autorización.

Además, Valenzuela indicó que el resto de empresas está preparando la documentación y los proyectos para aportar los informes necesarios y recibir también sus respectivas licencias.

La alcaldesa precisó anteriormente que el polígono ya dispone de viales y de alumbrado, entre otros servicios básicos, por lo que apuntó que el proyecto de la legalización “con lo lejano que se veía” ya se está cumpliendo. “El tiempo va poniendo las cosas en su sitio”, apostilló.

Al hecho de que las obras están terminadas se une el que los primeros informes realizados a las empresas del polígono para comprobar las medidas medioambientales aplicadas indican que los niveles son correctos, según informaron fuentes del despacho de abogados Marín Hortelano, que representa a la mayor parte de los empresarios afectados.

Estos primeros análisis se centraron en aspectos como el nivel de ruidos, si bien todavía está pendiente realizar una nueva investigación sobre las partículas contaminantes, una medición que por sus propias características es “más complicada”.

El perito judicial trabaja en este caso después de que el juzgado de lo contencioso-administrativo número uno de Jaén suspendiera a finales de 2005 la resolución de cierre de las naves del polígono dictada por el Ayuntamiento de la localidad, de modo que las naves del polígono industrial continúan abiertas hasta que se compruebe el grado de ejecución de la normativa de impacto medioambiental.

Escribe un comentario