Bush pidió a los vecinos de Irak que ayuden más a la reconstrucción ese país

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, pidió hoy a todos los países del mundo, especialmente a los vecinos de Irak, que ayuden en mayor medida a la reconstrucción de la nación árabe.

Bush, que mantiene una reunión de dos días con su “gabinete de guerra” en la residencia presidencial de Camp David, en el estado de Maryland, para planear el futuro de Irak, informó a los medios de comunicación de que impulsará una campaña para que los países cumplan sus promesas de ayuda.

En la reunión participan el vicepresidente, Dick Cheney; la secretaria de Estado, Condoleezza Rice; el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld; el director nacional de Inteligencia, John Negroponte; el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Michael Hayden, y el consejero nacional de Seguridad, Stephen Hadley, entre otros.

El gobernante indicó que muchas naciones han ofrecido aportar un total de 13.000 millones de dólares para la reconstrucción de Irak, al margen de la ayuda financiera de EEUU.

“Esperamos que nuestros amigos cumplan este compromiso”, dijo Bush.

Explicó que independientemente del análisis de la situación actual y el futuro de Irak, su “gabinete de guerra” quiere enviar un mensaje de respaldo al nuevo Gobierno de Bagdad.

Durante la reunión de hoy en Camp David, Bush y sus asesores debatieron sobre la producción iraquí de crudo y la forma en que las nuevas autoridades del país árabe pueden usar esa producción para beneficiar a su pueblo.

Sobre el anuncio de la red terrorista Al Qaeda difundido hoy por medio de Internet, de que Abu Hamza al Mohayer será el nuevo jefe de sus operaciones en Irak, Bush señaló a la prensa: “Creo que el sucesor de (Abu Musab) Al Zarqaui estará en la lista de personas a las que haremos rendir cuentas”.

El líder de Al Qaeda en Irak murió la semana pasada a raíz de la explosión de las bombas lanzadas en un ataque aéreo estadounidense.

Escribe un comentario